miércoles, 19 de abril de 2017

Reseña. El Domingo de Resurrección caldereta fin de la Semana Santa con los restos (de los que quedan).






Por fin se aparece el duende, o por lo menos su resplandor en la fotografía, por que allí no estaba en cuerpo presente.


Curioso maridaje entre el bombo grande y el chico convertido ahora en un reloj, y con la nueva generación palillera (o decimos tamborilera-tamborinera ¿o bombera repicadera?).

Tenemos que hacer una investigación sobre los nombres de la jerga de la Semana Santa Samperina y del Bajo Aragón, porque ahora se dicen palabras muy extrañas (que igual quedan como tradicionales), como rompida, tamborrada, etc..., incluso el nombre de la RUTA, que es moderno, lo veo escrito incorrectamente.

2 comentarios:

  1. Ya crecerán ya , viva el relevo generacional.

    ResponderEliminar
  2. ESO VIVA,,,,, SIN PERDER LA ESENCIA DE LO BUENO

    ResponderEliminar